San Lorenzo 671 - P.B. "A" - C.P. 4000 - Tucumán
381 601 5630 / 381 332 3003

Invertir en inmuebles: resguarda, capitaliza y ofrece rentabilidad con las restricciones cambiarias

Invertir en inmuebles: resguarda, capitaliza y ofrece rentabilidad con las restricciones cambiarias

En un contexto de mercados inflacionarios e incertidumbre, el sector inmobiliario vuelve a tomar fuerza y protagonismo al comportarse a la vez como reserva y multiplicador de valor, ya que no sólo resguarda, sino que también capitaliza y ofrece rentabilidad.

La inversión inmobiliaria es percibida como un activo con la capacidad de ofrecer un retorno asegurado y aún con el mercado agitado y/o desacelerado, continúa operativo pese a las variaciones del dólar.

“La moneda nacional es el metro cuadrado. El ladrillo se afianzó como un resguardo de valor seguro y confiable”, explica un desarrollador, socio fundador y director general de unas de las compañías que trabaja de manera integral en el sector del Real Estate planificando, proyectando, construyendo y comercializando desarrollos inmobiliarios en la Ciudad de Buenos Aires.

“La inversión en ladrillos, al no ser especulativa, pone en marcha la economía y es una de las industrias que más fuentes de trabajo genera”, expresó el desarrollador.

Según datos del empresario, el 55% de los clientes que se acercan a la compañía tienen por objetivo invertir para obtener a futuro un retorno de capital, mientras que el 45% restante compra en pozo o en construcción para destinarlo como vivienda propia.

En cuanto a la financiación, depende del horizonte de cada proyecto. Actualmente la compañía tiene más de 60.000 mt2 en construcción, dentro de los cuales hay edificios a inaugurarse a fines de este año, principios de 2020 y otros proyectados para entregar a mediados de 2022.

La inversión en ladrillos, al no ser especulativa, pone en marcha la economía y es una de las industrias que más fuentes de trabajo genera

Desarrollador Inmobiliario

En este marco, una alternativa es ofrecer financiación propia. Frente al “ahora” es poco conveniente la oferta crediticia de los bancos, el factor común es un anticipo y cuotas hasta la posesión en edificios en pozo o en construcción; o un anticipo y financiación de entre 5 y 7 años con hipoteca en edificios terminados.

En esta línea, y ante la limitación en la compra de dólares, empresas aceptan pagos en moneda nacional atendiendo a la cotización del momento y respetando los precios fijos en dólares. Además, está en evaluación la posibilidad de aceptar inmuebles en parte de pago.

“Desarrollamos propuestas que se alinean al contexto actual con el fin de ofrecer opciones a nuevos interesados y a nuestros compradores de siempre, y es esta flexibilidad la que nos permite continuar implementado propuestas en función de cómo pueda ir comportándose la economía. Hemos desarrollado un modelo de negocio que se adapta a los diferentes vaivenes económicos y que nos permitió lanzar todas estas alternativas”, explicó el arquitecto desarrollador.

La fortaleza del sector inmobiliario se ve reflejada en la capacidad de adaptarse al contexto situacional y mantenerse como un atractivo permanente para quienes buscan resguardar su capital.

Fuente: Cámara Inmobiliaria Argentina
https://cianoticias.com.ar/2019/10/21/invertir-en-inmuebles-la-apuesta-tradicional-retoma-protagonismo-en-el-contexto-actual/